jueves, 6 de mayo de 2010

Gobierno de Chile estudia cambios a incentivos y programas ligados al emprendimiento innovador

Chile destina actualmente US$ 1.600 millones en programas de innovación y competitividad. Cerca de la mitad de estos recursos son aportes directos a las universidades y el 50% restante se invierte en Investigación y Desarrollo. A esta materia, el país sólo destina el 0,4% del PIB, lo que lo administración de Sebastián Piñera espera que aumente, pero de la mano del sector privado.


Para Juan Andrés Fontaine, ministro de Economía, la Ley 20.241 (que entrega a las empresas un crédito tributario en el ejercicio equivalente a un 35% de los pagos en virtud de contratos de I+D) es la herramienta central para conseguir que, al menos el 50% de la inversión en este ámbito la realicen las empresas (hoy es sólo un tercio).

Sin embargo, hasta ahora esta norma no ha rendido los frutos esperados y solo 15 proyectos han sido aprobados bajo su amparo, con montos que no superan los $ 600 millones. Por lo mismo, dice Fontaine: “estamos revisando la reglamentación correspondiente y es probable que prontamente se envíe al Congreso una modificación a esa ley, para agilizar y dinamizar este programa, que lo consideramos de gran importancia”.

A juicio del ministro, esta ley presenta cortapisas de tres tipos. La primera, es que las inversiones en innovación que tienen acceso a este beneficio tributario son sólo aquellas que se contratan a un centros de investigación inscrito en el Registro de Centros de Investigación, cuando en la práctica, la innovación ocurre al interior de las compañías.

En segundo lugar, agregó Fontaine, hay un tema de tope en los montos invertidos que es susceptible de ser modificado; finalmente, existen requisitos establecidos en la ley para los proyectos específicos y que pasan por una certificación meticulosa y anticipada en Corfo, procedimientos que para el secretario de Estado podrían ser agilizados considerablemente.

Fuente: DF.cl

No hay comentarios: