miércoles, 25 de agosto de 2010

Gobierno de Chile ajusta a la baja meta de gasto en I+D y afina política de innovación

El ministro de Economía reconoció que llegar al 1,5% del PIB en 2014 no es una meta posible en el actual escenario y que la proyección ahora es doblar esta inversión, llegando al menos al 0,8% del PIB.

Por Francisca Orellana Monserrat Salinas


Los resultados de la última Encuesta de Innovación en I+D, que mostraron que la inversión del país en materia de investigación y desarrollo no supera el 0,4% del PIB, llevaron al gobierno a replantearse a la baja la meta propuesta inicialmente por el presidente Sebastián Piñera, que pretendía elevar el gasto en este ítem a 1,5% del PIB hacia 2014.

En el marco de la primera reunión del nuevo Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (CNIC), el ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, reconoció que alcanzar esa meta no es posible en el actual escenario y que la proyección ahora es doblar esta inversión, llegando al menos al 0,8% del PIB. Lograr esa meta dependerá, en parte, de la estrategia de innovación que el CNIC debiera tener definida con detalle hacia fines de este año.

Si bien los resultados de la encuesta se vieron alterados por una mejora metodológica recomendada por la OCDE, el ministro aseguró que “revelaron el largo trecho que tenemos por delante para hacer de Chile un país realmente innovador”.

Emprender e innovar

Para revertir la situación actual, Fontaine aseguró que recurrirán a una batería amplia de políticas, donde el impulso al emprendimiento con proyecciones globales y de buena comercialización ocupará un rol central.

“Desde luego la innovación y la inversión en I+D florecen en un ambiente en el que se favorece el emprendimiento y toda la labor que estamos haciendo desde el gobierno y particularmente desde el Ministerio de Economía apunta a ello. Esto involucra medidas que van desde aspectos bien puntuales, relativos a regulaciones y trabas burocráticas, a aspectos más globales como desarrollar una cultura que promueva la innovación, que atraiga talentos desde el extranjero, emprendedores o talentos tecnológicos, bajo distintos mecanismos”, detalló el secretario de Estado.

Para aumentar la inversión de las empresas, el gobierno tiene entre sus prioridades la reformulación de la Ley 20.241 de Incentivo Tributario para la Inversión Privada en Investigación y Desarrollo (I+D). “Estamos revisando el mecanismo de incentivo tributario que existe y que ha sido poco utilizado. Vamos a modificarlo para que sea más usado por las empresas y estamos revisando los programas de Conicyt y los programas de Corfo en este mismo sentido”, especificó Fontaine. Aclaró que este cambio está en desarrollo y no existe claridad de la fecha en la que será enviado al Congreso para su tramitación.

Frente a la concentración del gasto en I+D en la Región Metropolitana (que explica el 54,9% del total), el ministro aseguró que la generación de capacidades de innovación en el resto de las regiones seguirá promoviéndose a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC), que hoy existe por decreto y cuyo proyecto de ley se encuentra en el Congreso desde 2004.

“No me parece que sea una necesidad concentrarse en este tema. El impulso a la I+D fuera de Santiago será el resultado natural de una economía que se desarrolla precisamente a partir de sectores como el forestal la minería o la acuicultura u otros, que harán que la innovación, investigación y desarrollo se reparta a lo largo de todo el país”, afirmó.

Desarrollo de cultura

Durante su primera sesión, el CNIC estableció que sesionarán cada dos meses y que parte del trabajo se desarrollará a través de comisiones.

“Le vamos a dar espacio a las cosas de siempre, como recursos humanos, finanzas y el aparato productivo. Pero tendrán que ver también con cosas como los estudios de los graduados o los emprendedores no académicos. Queremos armar una cosa con la cultura y trabajar con ciertos problemas de la identidad de Chile, como por ejemplo, traer al baile la astronomía. Pero no podemos permitir que la innovación productiva no tenga nada que ver con la innovación en cultura, tiene que estar todas las cosas conectadas” afirmó Fernando Flores, presidente del CNIC.

Agregó que probablemente a fines de año tendrán definido una ruta de estilo de trabajo y logros, pues si bien no descartarán la Agenda Estratégica 2010-2020 elaborada por el consejo anterior, “no necesariamente la tarea quedó bien hecha, lista para que el gobierno la implemente”.

“Nosotros lo que tenemos que hacer es una diferencia intelectual de manera que se produzca ese salto cualitativo que nos falta y saber persuadir, no recomendar, porque recomendar sin que nadie te escuche no sirve para nada”, dijo Flores y añadió que apadrinarán ciertos proyectos clave, que pueden producir resultados comerciales y también en la cultura general de los emprendedores del país, que es donde tenemos debilidad.

Fuente: http://www.df.cl/in/?p=1969

No hay comentarios: